Oraciones a San Expedito para el trabajo

Oraciones poderosas a San Expedito 2017-10-07
Oraciones a San Expedito para el trabajo
3.3 (66.67%) 3 votos

El padre celestial nos ayudará a cuidar de nuestro empleo y de los peligros y otras cosas que en el mismo pueden llegar a presentarse. Pide a Dios mediante la intercepción de San Expedito que te ayude en el trabajo, para que sea él quien nos dé la sabiduría necesaria para poder comprender y hacer todo bajo sus santas órdenes.

oraciones a San Expedito para el trabajo

Oración a nuestro santo para que nos dote de una labor

Escúchanos San Expedito,

Abre bien tus oídos,

Observa aquí abajito,

Tu hijo está llamando.

 

Que te busque y no te encuentre,

Que te llame y no respondas,

Que tu mirada me mire,

Que tus oídos me oigan.

 

Pasó por dificultades en mi trabajo,

Sufro en silencio y muerdo mis labios,

Necesito llevar el pan a mi hogar,

Darles a mis hijos lo necesario,

Y enfrento dificultades donde laboro.

 

Sé que puedo confiar en ti,

Sé que conoces mi corazón,

Tú sabes lo que te pido,

No busco enriquecerme,

Ni quiero ocasionar daño,

Solo recurro a ti,

Porque tu presencia me acompaña,

Sabiendo que soy pecador y que puedo esperar en ti.

Te pido que me acompañes,

No me defraudes y acude prontamente.

Amén.

Oraciones a San Expedito para el trabajo

Las siguientes oraciones a San Expedito para el trabajo son ideales para solicitar amablemente la ayuda a este santo y a nuestro señor de los cielos. Recuerda que si tus deseos se amparan en ideales transparentes y sinceros que no van a hacer daño a tu prójimo, sin lugar a dudas van a materializarse por obra celestial.

Todos los días de mi vida, me encomiendo a mi padre celestial, para que me ilumine día a día en hacer las cosas bien, y en ser una persona honrada y agradecida con su empleo. Dios mío cuida mi trabajo y cuídame a mí de él. Que no me pase nada malo nunca y pueda llevar el pan diario al hogar. Amén.

Tú que ves todo lo que yo hago, y sabes todo lo que yo soy, guíame todos los días y honra mi empleo, Señor. San Expedito, tú que eres bueno y humilde al Señor Dios, alienta mis pasos en mi trabajo y siempre dame salud, para llevar a casa el pan de cada día. Te lo pido, porque eres un padre misericordioso. Amén.

Mi trabajo es dichoso, porque el altísimo me lo bendice todos los días. Aquí y en el descanso, dame entendimiento, paz y tranquilidad, para confiar en que las cosas saldrán bien porque tengo mi fe en ti Señor. Gracias por darme un empleo y por ser tan bueno conmigo.

Te glorificaré por siempre y te agradezco muchísimo porque siempre me das demasiadas bendiciones. Amén.

Mi patrono, que en mi labor se encuentre Dios, que mis manos solo hagan cosas que lo honren y que mis pensamientos en el trabajo sean guiados para obras de carácter celestial. Tú que estas cerca del altísimo, ayúdame en cada momento del empleo y que no me haga falta el pan diario, porque laburo con Dios y él a nadie deja morir. Amén.

Que mi empleo solo sea bendito porque el altísimo está conmigo en él. Su poder me hace tener sabiduría a la hora de dar cada paso para trabajar, pues nunca le falla al que de él se acobija. Mi patrono, acompáñame a toda hora del trabajo, necesito de tú protección, porque mis pasos son ciegos si Dios no está conmigo. Amén.

Tú Señor que miras mi honrada labor, dame fuerzas para que este día sea agradable a tu voluntad y que de los males me libres. Mi padre celestial todo poderoso que escuchas mis plegarias, dame salud para cada día que vaya a trabajar, porque sólo tú me puedes bendecir y darme la protección que necesito. Amén.

Tú mi buen guardián, protégeme en mi labor, guíame en cada paso que doy para que nunca me pase nada malo. Del peligro defiéndeme, dame fuerzas para vivir feliz a nombre de Dios y que cuando esté trabajando sea bendito, y así llevar al hogar el alimento y colocarlo en la mesa con tu santa bendición. Amén.

Sea en mi trabajo, o fuera de él, yo estoy siempre con el altísimo y el Señor, porque el que tiene al Señor de su lado, siempre tendrá bendiciones. Mi patrono, protégeme de todo aquel que a través de mi labor quiera atormentar mi vida. Amén.

rezos y plegarias a San Expedito para el empleo

Palabras en formato de audio y video

Plegarias y rezos a San Expedito para tener un buen empleo

Cuando quieras que Dios te proteja en el trabajo por los peligros implicados, encomiéndale una vela. Hazlo cada fin de semana para que en el resto de los días en los que realices tus labores, sea el Señor quien bendiga tú vida, no te abandone, y sea junto a las bendiciones de San Expedito, un importante protector para cuidarte y preservar tu empleo.

Si Dios guía cada paso que des entonces no tendrás problema alguno, y en caso de lo tengas, serán fáciles de solucionar. Nunca tendrás adversidad tan grande como para no poder solucionarse con el amor que tiene el padre celestial a sus hijos.

¡Ya puedes disfrutar de nuestra app! 🙂

San Expedito
San Expedito
Desarrollador: 🌱 Semilla Digital
Precio: Gratis
Realiza un comentario